Juan estaba en su escritorio usando el ordenador. Su teclado pareció haberse solidificado, volviéndose tan duro como el granito. Trató de salir de su escritorio, pero la silla estaba atascada rígidamente. Tuvo que levantarse y subirse al escritorio para salir. La oficina entera estaba en pánico. Jade estaba atrapada debajo de una manta y gritaba que la ayudaran. Muchos otros empleados trataban de levantar la manta, sin éxito. Juan regresó a su escritorio para recoger su teléfono. No se movía y la pantalla no se activaba porque el botón de encendido estaba tieso. Afortunadamente, sus llaves y su billetera estaban en su bolsillo y parecían estar libres de la maldición paralizadora. Corrió hacia el elevador principal y descubrió que estaba entreabierto. Las dos personas dentro trataban frenéticamente de hacer que las puertas cedieran. Su siguiente opción fueron las escaleras. La mayoría de las puertas estaban cerradas y no abrían, pero finalmente encontró una que estaba abierta. Había gritos que provenían del piso de arriba. Subió las escaleras en un intento por ayudar, pero la puerta de ahí también era inamovible. Disculpándose, bajó las escaleras hacia el nivel subterráneo. Todas las puertas estaban cerradas. No había salida.

Trent estaba en su auto. Hablaba con su esposa por teléfono mientras esperaba en una intersección. Todos los autos en la carretera frente a él se detuvieron en seco. Algunos conductores salieron despedidos de sus vehículos, mientras que otros fueron amortiguados agresivamente por sus cinturones de seguridad. Ninguna bolsa de aire se activó ni ninguna bocina sonó. Parecía ser que la mayoría habían sido asesinados o estaban gravemente heridos. Había confusión al otro lado de la llamada en tanto su esposa le decía que había pasado algo y que se tenía que ir. Trent trató de desabrochar su cinturón y abrir la puerta, pero ninguno cedía. Estaba amarrado en su asiento viendo a los muertos y moribundos. Su único consuelo era que podía hablar con su esposa.

Jennifer había salido al campo con su esposo e hijos. Estaban jugando cuando sintió un dolor filoso en la base de sus pies. Sus hijos comenzaron a gritar y a llorar. Los pies de Jennifer estaban sangrando profusamente y se agachó para palpar la grama. Estaba imposiblemente tiesa y filosa, como navajas. Su esposo trataba de atender a los niños, pero la grama le abría los pies con cada paso. Una vez que ambos alcanzaron a los niños, los levantaron y se dirigieron al auto en el estacionamiento distante. Para cuando habían llegado al pavimento, Jennifer y su esposo se estaban arrastrando por el suelo. Fueron capaces de poner a salvo a sus hijos antes de desangrarse.

Yo he estado atrapado en mi dormitorio, pero al menos mi teléfono está disponible. ¿Cómo te está yendo a ti? ¿En dónde estabas cuando el tiempo se congeló?

  • Yo quedé atrapado en un bucle cuando fui a la tienda de auto servicio de la gasolinera

    • La ptm, que buenas referencias

  • Estoy en la oficina, pensando como podría salir si eso sucediera ? creo que moriría aquí, ya que todas las puertas están cerradas con clave ?

  • Los que si pueden moverse moriran al poco tiempo por no poder comer nada.

  • Lo único que pude pensar es si dos personas estaban teniendo sexo en ese momento… ¿Se quedarían «pegados» para siempre? :v

  • Pobres niños que se quedaron huérfanos, aunque no sufrirán por mucho tiempo

  • Estaba leyendo terror en Minutos en la hasta ahora comodidad de mi wc

  • Justo estaba saltando un charco, un segundo después el charco quedó atrás y yo seguía en el aire en línea recta… paralelamente al suelo… oh no… por qué aumenta mi distancia al suelo?? ahh claro… La Tierra no es plana…

  • estoy frente a la computadora, al pensar en el tiempo congelado y en quedarme en esta posición por siempre, es traumatico pero supongo que fue peor para los que iban manejando…

  • *se quita la manta rápidamente*

  • Ojalá eso no pase cuando esté en el lugar que estoy precisamente ahora ajajajajaja ya se imaginarán

  • El tiempo siempre se congela y nosotros nunca nos damos cuenta y los que nos damos cuenta lo aprovechamos.

  • Me parece que una clarividente lo sabía y no nos lo comunicó.

  • Aún estoy congelada en el inodoro leyendo creepys