La ansiedad de Sebastián crecía a medida que el Diablo lo escoltaba por el Infierno. Tenía la corazonada de que su anfitrión estaba siendo sospechosamente amigable, pero cuando atravesaron las dos puertas gigantescas y entraron a la biblioteca, Sebastián se olvidó de su escepticismo y contempló el panorama glorioso frente a él.

—¿Cuántos libros hay aquí? —murmuró después de que se le cayera la quijada por el asombro.

La sonrisa del Diablo se veía genuina, complacido por el impacto que había tenido en Sebastián.

Con un gesto dramático, deslizó su brazo por los estantes imponentes que se desvanecían en la distancia.

—Casi toda historia que ha sido escrita, casi toda historia que será escrita. Entre estos estantes incluso encontrarás historias que solo existieron en sueños, pero que nunca fueron transcritas al papel. ¿Las obras perdidas de Shakespeare? ¿Las ensoñaciones errantes de Dickens? ¿Las procrastinaciones de Poe? Casi todo está aquí, para ti.

Sebastián parpadeó rápidamente para contener las lágrimas.

—¿Estás… Estás seguro de que no estamos en el Cielo?

El Diablo le guiñó un ojo.

—Diviértete —dijo.

Hizo una reverencia y se fue.

Sebastián apenas podía creerlo. Con una mano temblorosa, se acercó para retirar amorosamente el libro de un estante cercano. Era uno de sus favoritos, uno que había leído muchas veces en el pasado, pero a medida que volteaba las páginas, notó algo extraño.

Frunció el ceño y empezó a hojear otro libro. Luego otro y otro, abriéndolos tan rápido como podía antes de tirarlos a un lado, tratando de encontrar desesperadamente al menos un libro que aún conservara los últimos capítulos.

Detrás de él, hubo un clic mudo cuando las dos puertas gigantescas se cerraron por el resto de la eternidad.


  • ahhhhh el infierno!!! me duele me quema …uno de los creepys mas intensos que he leido!!! que horror!!!

  • Eso es realmente diabólico, no no no!!! es horrible, incluso si llegaras a resignarte a crearles un final, jamas estarías en paz sabiendo que ese no es el verdadero </3

  • Redactare mis. Propios finales con juegos de azar y mujerzuelas :’v

  • Solamente los lectores sabemos que ese seria el peor destino, que tragedia no saber el final de un libro… ese señor diablo es maaaaloooo jaja

  • Un libro incompleto…………un comentario incompleto……..

  • Aún cuando te acostumbras sigue siendo desgarrador :»v. Lo que queda es intentar sacar un poco de ingenio y escribir el final.

  • Ja ja era de esperarse, el señor diablo no le dejaría solo por que sí el disfrute de algo majestuoso …

  • Ese diablo es un experto en su trabajo pero, sería lo peor. Odio cuando una creepy tiene un final abierto ahora todo un libro y no es que le falte el último capítulo o la última página sino que dice que los últimos capítulos 😫😣😥

  • Ese monstruo, es como si el tío Creepy no pusiera la explicación con el famoso monoculus rex.