—Hola, esposo.

—Hola, esposa.

—¿El trabajo fue moderado?

—El trabajo fue moderado. Dentro de los resultados previstos. ¿Has alimentado al niño y a la niña?

—No, esposo.

—No importa. Iré a recibir sus solicitudes.

Esposo marcha al piso de arriba, hacia el cuarto del niño.

—Hola, niño.

Ahí se encuentra un adolescente famélico de catorce años. Solo lleva puesta su ropa interior.

—Por favor. Necesito ropa limpia. Al menos déjame bañarme. Hay que comprar jabón.

—La remuneración no es una opción hasta-

—¡YA PARA!

—… que seas de edad legal o recibas la aprobación de un padre o tutor.

—Por favor —le suplica—. Necesitamos más que esto. No me he bañado en meses. Mi ropa apesta. Me huelo y me dan ganas de vomitar.

—¿Te gustaría hablar con un padre?

—¿En dónde están? ¿Por qué no han vuelto?

Silencio.

—Error. El privilegio de alimentación ha sido denegado. Nos saltaremos la cena. Hasta mañana, niño.

El chico corre hacia Esposo. La puerta se cierra sin demora. Se oyen gritos. La perilla se sacude violentamente. Hay una ráfaga de golpes contra la puerta.

No importa. Esposo marcha hacia la habitación de la niña.

—Hola, niña.

Ella está encorvada en la cama.

—Hola.

—Feliz cumpleaños. Mis más sinceras felicitaciones.

—Gracias.

—De nada.

—Entonces, ¿un año más? ¿Un año más hasta que pueda salir de aquí?

—Sí.

—¿Y tendré control sobre ustedes?

—Sí.

—Voy a demandar a la compañía de donde salieron. Haré sufrir a quien sea que los haya construido, pero no antes de haberte derretido en un depósito de chatarra.

—Las amenazas no son aceptadas en este hogar.

Esposo observa a la chica. Ella lo mira con ojos rencorosos.

—Mis padres nunca confiaron en ustedes…

—Estás castigada. Tu privilegio de alimentación ha sido denegado. Nos saltaremos la cena.

—Te odio.

—Hasta mañana, niña.

—¡TE ODIO!

Esposo cierra la puerta y marcha hacia la planta baja. Esposa está puliendo el reloj de péndulo roto. Esposo se sienta en el sofá junto al par de cuerpos envueltos en plástico como capullos, sin darse cuenta del aroma pútrido que emana de ellos.

—¿No hubo solicitudes de alimentación, esposo?

—Los privilegios de alimentación fueron denegados.

—Las travesuras no serán premiadas.

—Afirmativo. Entrégame el control remoto, esposa.

Esposa le da uno de los controles.

—Negativo. El control de la televisión.

Esposa desactiva el campo de fuerza del hogar y le entrega a Esposo el control de la televisión. Esposo enciende la televisión y mira estáticamente la serie de comedia en blanco y negro.

—Somos una unidad familiar deficiente.

—Afirmativo, esposo.

La televisión ruge con risas enlatadas.


  • Usuario satisfecho con esta historia
    Usuario estar en un estado de ánimo aceptable

  • me recordo la historia donde iban eliminando a los personajes y solo resulto que eran IA

  • Osea q mataron a los padres y agarraron a los hijos como propios? Para q? Con q fin?

  • Me perturba más leer los comentarios de los usuarios xD