—En realidad no lo crees, ¿o sí?

—Todo es posible —le respondo.

Mientras tomábamos el desvío hacia el bosque, Doug y yo continuábamos el debate que la señorita Jackson había comenzado en nuestra clase de Biología de doceavo grado. Aprendimos que hubo avistamientos de animales huyendo de la costa semanas antes del tsunami que había devastado el sureste de Asia. Se debate con frecuencia si algunos animales tienen un sexto sentido para el peligro.

Doug se detiene a la mitad del camino para reclinarse en un árbol. Mientras le doy un vistazo de pies a cabeza, comprendo por qué tantas personas le tienen miedo. Un chico gótico que solo viste de negro, con piercings y tatuajes. Un tanto fuera de lugar para un suburbio en Connecticut. Las personas le temen a lo que es diferente.

Nos quedamos ahí, en silencio, mientras estoy reflexionando si Doug es una amenaza genuina. Es entonces cuando me percato: hay un silencio absoluto. Es una tarde hermosa de primavera. Deberíamos estar escuchando a las aves cantando, a los perros ladrando, a las ardillas desplazándose por los árboles, cualquier cosa. Solo hay silencio. Doug ladea su cabeza, notando el silencio. Una sonrisa taimada se forma en su rostro mientras se gira para verme.

—¿Escuchas es…

Impulso mi mochila tan fuerte como puedo, azotando el costado de su cabeza. Doug colapsa ante el peso de mis robustos libros de texto. Temblando con cada movimiento, agarro una roca del tamaño de una pelota de béisbol, salto sobre su cuerpo inconsciente y aporreo su cabeza con ella.

Cuando me levanto, cubierto en sangre, para contemplar lo que he hecho, el silencio prevalece. Creo que no debería seguir trayendo a mis víctimas al bosque, los animales podrían delatarme.

  • Pues que giro en realidad creí que pasaría una catástrofe

  • Wow y yo q pensé q lo asesinaba con fines científicos experimentales para probar su teoria

  • También esperaba otro giro inesperado, donde detrás de él, aparece justamente un asesino que se le abalanza y queda un doble asesinato.

    Hermoso hubiese sido.

  • Al parecer doug al final si tenía el sexto sentido ya que escucho algo antes de que su asesino lo atacara…