Me creé a mí mismo porque añoraba existir.

Creé el universo porque mi existencia ameritaba uno.

No creé la oscuridad. Siempre estuvo ahí. La oscuridad me precedía, y la resentí por ello.

Debí pensarlo mejor. Debí haberla dejado en paz, pero era joven… y arrogante. No podía comprender a la cosa que vino antes que yo. Le temía a la oscuridad por mi falta de entendimiento, así que quise destruirla. Pero no soy capaz de destruir. La creación es lo único que está dentro de mi poder, así que creé algo que destruiría a la oscuridad por mí. Fue hasta entonces que me di cuenta de lo estúpido que había sido. Por favor, entiende que esto nunca fue mi intención, pero no puedo destruir, solo crear, y creé lo que fuera necesario para asegurar mi supervivencia.

Creé la luz porque le temía a la oscuridad.

Creé al ser humano porque lo que vi con la luz me demandó un sacrificio.

  • Un Dios cobarde y temeroso.. que buen concepto…

  • Primera ley? Donde?

  • somos comida para lo que haya en la oscuridad :V

  • No somos nada…. 🙄

  • Así que no es todopoderoso y omnipotente y que en realidad tampoco sabe utilizar sus poderes

  • Somos una ofrenda

  • Y así es como respondemos la pregunta a nuestra existencia

  • Y así es como respondemos la pregunta a nuestra existencia

  • Zaz…¡¡Y se hicieron los programadores!!

  • Hasta el mismo creador tiene miedo…